Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

"Acudir a Odontología Solidaria supone un nuevo comienzo para los usuarios"

29 julio 2015

Detrás de cada voluntario hay una historia vital. Hoy queremos presentaros a Ana Chaparro, auxiliar de enfermería de 35 años. Ana es la delegada social de la clínica solidaria de de Fuengirola (Málaga), y de su experiencia en la consulta destaca la importancia del trato con los usuarios, así como la buena sintonía con los compañeros.

-- Te implicaste en la clínica solidaria de Fuengirola en febrero, cuando empezó a atender pacientes. ¿Cómo supiste del proyecto?

-- Pues por un enlace en Facebook que colgó una amiga. Me impliqué desde el primer momento. Necesitaba encontrar una actividad que me ilusionara, y al llegar aquí pensé que esto era justamente lo que me hacía falta.

-- ¿Qué tal el trato con los compañeros?

-- Aquí me he encontrado con gente fantástica, personas con mucha calidad humana, que saben tratar a las personas. A menudo vemos a usuarios que llegan a la clínica con miedo, o reacios, pero justamente por el trato que reciben, siempre se van contentos y sonriendo. Esta manera de tratar a las personas no se aprende estudiando, sino que sale de dentro. Estoy muy contenta. Hay un ambiente de trabajo excelente porque, en el fondo, no es un ambiente de trabajo. Lo de digo en el sentido de que aquí se viene voluntariamente, sin esa sensación de “me levanto por la mañana para ir a trabajar”. La gente viene porque le gusta estar aquí, y somos como una pequeña familia.

-- Como has dicho, algunos usuarios vienen reacios. ¿Cómo suele ser el primer contacto con ellos?

-- Intentamos explicarles que esto es un nuevo comienzo para ellos. Que los odontólogos no son personas que les vayan a regañar por como traen la boca, sino que entre todos vamos a ponernos manos a la obra para que tengan una boca sana. A medida que vas tratando con los usuarios, estos van cambiando. Ves como día a día se abren más a nosotros cuando vienen a la consulta, y eso es gracias a los voluntarios. Me encanta ver la evolución de las personas que acuden a nosotros, como se van transformando. Cuando las personas nos apoyamos las unas a las otras y nos tratamos bien, cambiamos el chip: ya vemos las cosas de otra manera, y ese nuevo punto de vista hace que avances en más cosas.

-- ¿Recuerdas algún caso concreto?

-- Mira, hace pocos días vino a visitarnos un muchacho que empezamos a tratar en febrero, y que traía la boca bastante mal. Vino a darnos las gracias. Completó su tratamiento, le ha salido trabajo, se ha podido independizar... y vino a contárnoslo. Cuando llegó en febrero estaba avergonzado, no quería abrir la boca. Ahora sonríe de nuevo, y eso es muy importante. Cuando no puedes sonreír, te vas encerrando en ti mismo, te aíslas del resto del mundo. Para dar un paso y superar esta situación, es importante tener gente alrededor que te apoye

"Siempre que ayudas, aprendes"

15 julio 2015

Durante cinco años, y en una ejemplar muestra de constancia, nuestra compañera Chelo Tutor batalló en diversos frentes con el fin de abrir una clínica solidaria en Zaragoza, objetivo que se alcanzó en 2013. Ella fue, también, la primera delegada del centro, al que actualmente sigue vinculada como voluntaria. Médico estomatólogo de 58 años, Chelo nos habla en esta entrevista del complicado proceso que desembocó en la apertura de la clínica, de sus motivaciones, y de la realidad de la Fundación en este momento.  

-- ¿Cuándo y por qué empieza tu vínculo con Odontología Solidaria?

-- Yo formaba parte de un grupo de dentistas de Zaragoza que estábamos intentando montar algo para atender a la gente necesitada de la ciudad. Entonces conocí a José Manuel Díaz, que entonces era presidente de Odontología Solidaria, quién me comentó que la entidad tenía un protocolo para estos casos. Eso era justamente lo que necesitábamos, porque hasta entonces solo teníamos una idea, pero no teníamos claro como realizarla. En 2005 acudí a la Asamblea que se celebró en Jerez, y ahí ya empezó mi vinculación con OS.

-- Sin embargo, pasaron unos cuantos años antes de que el servicio en Zaragoza fuera una realidad.

-- Unos cinco años, sí. Tuvimos tres posibles locales que al final no cuajaron… Cuando ya estaba claro que podíamos abrir, la gente se había dispersado, por lo que fuimos convocando de nuevo a todo el mundo para informar de dónde estaba la clínica y el procedimiento que seguiríamos. Recuerdo que abrimos en abril, y hasta junio no pudimos atender a los primeros pacientes. Había que resolver cuestiones burocráticas, establecer vínculos con las instituciones, ponerlo todo al día… Estuvimos un montón de tiempo trabajando en la puesta en marcha, pero al final lo conseguimos.

-- En tanto tiempo, ¿nunca te desalentaste?

-- Bueno, la verdad es que tuve mis desalientos, pero luego me recuperé. Y fui recuperando al resto de gente. De vez en cuando nos daba un bajón, pero enseguida recuperábamos fuerzas. Lo importante es que al final el proyecto se puso en marcha.

-- Tanta constancia requiere motivación.

-- Sin duda. Junto con otra gente vinculada al Colegio de Dentistas de Aragón, yo siempre había procurado atender a gente en situaciones complicadeas en mi clínica. Eso es prestar ayuda a nivel personal, pero llega un momento en el que hay que dar un paso más: implicar a otra gente, trabajar de modo organizado, y dar a conocer el servicio a la población que lo necesita.

--  Detrás de esta motivación, ¿hay un anhelo de mayor justicia social?

-- Bueno, pues sí, pero sobretodo es un afán de ayuda. Siempre que ayudas, aquí o en cualquier otro ámbito, aprendes, te hace sentir mejor y te relacionas con todo tipo de gente, que es lo que a mi me gusta. Claro que anhelo más justicia social, pero tal como veo el país y las cosas que hay a mi alrededor, pienso que lo importante es centrarse en lo más inmediato para que los que lo pasan mal puedan tener un día a día más decente. Y si además se puede reivindicar, pues se reivindica. Yo espero que las cosas cambien y que haya más igualdad, pero eso no pasará de un día para otro. Hacen falta iniciativas y, sobretodo, cambios personales que contribuyan a un cambio más general. Son las actitudes de cada uno las que van haciendo los cambios.

-- ¿Como ves Odontología Solidaria en la actualidad?

-- Mira, yo veo que es un proyecto muy bonito. Se está trabajando mucho para que se conozca a todos los niveles, y creo que eso es algo muy importante. Y sobretodo creo que nuestros fines y nuestra manera de trabajar están muy claros y nos diferencian. Creo que el trabajo que estamos realizando en España es fantástico en este momento. Estamos atrayendo al voluntariado a gente joven, lo que es esencial. Aunque por razones personales no puedo dedicar tanto tiempo a Odontología Solidaria como en otras épocas, estoy contenta de formar parte de la organización.

Núria Camps, directora estratégica de Odontología Solidaria

Núria Camps

29 junio 2015

El Patronato de Odontología Solidaria ha nombrado a Núria Camps directora estratégica de la entidad, cargo de nueva creación que establecerá un nexo de unión más sólido entre el voluntariado, los trabajadores y el propio órgano rector de la Fundación.

Con la adopción de esta medida, el Patronato pretende reforzar los objetivos relacionados con el fortalecimiento del voluntariado en el seno interno de la organización, aspecto que redundará positivamente en la consecución de una mayor sostenibilidad de nuestras clínicas, así como en una mayor calidad del trabajo que se realiza en las mismas.

Camps, que hasta el momento estaba vinculada a la Fundación en calidad de asesora, centrará su trabajo en cuatro ejes básicos: la mejora de la proyección de Odontología Solidaria como una entidad que trabaja por el Derecho Universal a la Salud Oral; el logro de mayor cohesión en las clínicas solidarias entre los trabajadores, los voluntarios, la dirección y el Patronato; la promoción de un sistema de formación destinado a que las personas que atienden a usuarios en las clínicas adquieran nuevos conocimientos y capacidades; y el fomento de la participación y compromiso del voluntariado tanto en el ámbito nacional como en el internacional.

Convenio de cooperación educativa entre Odontología Solidaria y la Universitat Internacional de Catalunya

16 junio 2015

La Fundación Odontología Solidaria y la Universitat Internacional de Catalunya,  han suscrito un convenio de cooperación educativa para la realización de prácticas externas, nacido de la voluntad de ambas instituciones de intensificar las relaciones entre el mundo universitario y la realidad social que concierne a Odontología Solidaria, segun consta en el texto del documento firmado por Albert Cabestany, presidente de OS, y Lluís Giner, decano de la Facultad de Odontología de la UIC.

Convocado el Premio Odontología Solidaria

1 junio 2015

Un año más, la Fundación Odontología Solidaria convoca el Premio OS, establecido en 2006 con el objetivo de reconocer la labor de quienes hayan efectuado acciones sanitarias a beneficio de las personas con dificultades para acceder a la salud bucodental, ya sea en España o el extranjero.

Pueden optar al mismo las personas físicas o jurídicas que hayan colaborado de forma continuada con el acercamiento de la salud bucodental a colectivos desfavorecidos desde al menos un año antes de la fecha de la convocatoria anual del premio.

Los particulares o instituciones interesados, pueden consultar las Bases Reguladoras del Premio Odontología Solidaria siguiendo este enlace. El plazo de presentación de candidaturas llega a su fin el próximo día 15 de julio.